martes, 25 de abril de 2017

La mala hierba (Agustín Martínez)

Hace unos días os conté que había recibido por sorpresa un libro que todavía no había salido a la venta y hoy os voy a contar qué me ha parecido.

Yo ya había leído “Monteperdido” la novela anterior de Agustín Martínez, un thriller que os recomiendo y aunque no sabía que había escrito un nuevo libro, tenía en mente repetir con el autor en cuanto publicara nueva novela. He tenido la suerte de poder leerla antes de su publicación y de nuevo he quedado gratamente sorprendida y aunque las historias de ambos libros son muy diferentes, sí he encontrado cosas en común, pero…empecemos por la historia.

Esta es su sinopsis: 

Tras perder su empleo, Jacobo se ve obligado empezar una nueva vida junto a Irene, su esposa, y Miriam, la hija adolescente de ambos, en las afueras de Portocarrero, un pueblo en pleno desierto de Almería donde no crece nada salvo la mala hierba. Jamás pensó que el tiempo que pasan allí podía terminar de forma tan dramática: unos desconocidos irrumpen en su viejo cortijo. Irene es asesinada. Jacobo, herido, cae en coma.

Sin embargo, el infierno no ha hecho más que empezar. Meses después, cuando Jacobo despierta, la Guardia Civil le pone al tanto de los avances en la investigación. Tienen a un culpable. Al responsable que ordenó su asesinato. Y no es otro que su propia hija de catorce años: Miriam.

Con la ayuda de Nora, la singular abogada de Miriam, que cree firmemente en la inocencia de su cliente, Jacobo intentará descubrir qué sucedió realmente esa noche. Pero a medida que avanza la investigación, saldrán a la luz nuevos interrogantes que afectan a la cerrada comunidad de Portocarrero, donde nadie parece inocente.

Lo primero que diría de "La mala hierba" es que no es una novela amable. Es cierto que es ficción, pero algunas de las cosas que en ella vamos a encontrar te hacen pensar mucho en el rumbo que llevamos. Cuando Jacobo despierta del coma y le dicen que su hija está detrás del asalto a su hogar, evidentemente no se lo puede creer ni por supuesto quiere hacerlo, pero los mensajes encontrados en los teléfonos de Miriam y sus amigos no dejan lugar a dudas.

Para mí, esta es una de las cosas más fuertes y serias de esta novela y desgraciadamente diría que es una realidad. Evidentemente no pienso que toda la juventud  escriba el tipo de cosas que aquí leeréis (hablo de menores de edad, como en la novela), pero que ni siquiera se paren a pensar que desde el mismo instante que cuelgas algo a través de redes sociales ya se queda ahí para siempre por mucho que borres es tremendo e inconsciente. Desde luego en mi adolescencia y en el culmen de un enfado, lo máximo que me atrevía a pensar de mi madre es que era una bruja y encima rezaba para que no me leyera el pensamiento.

Por supuesto Miriam lo niega todo y Nora, su abogada no tiene dudas de que dice la verdad. Averiguar qué ocurrió aquella noche se convertirá casi en una obsesión para Nora y poco a poco iremos conociendo a todos los personajes principales de esta historia y a los secundarios hasta llegar a saber la verdad, mientras descubrimos qué esconde cada uno, porque en Portocarrero todo el mundo parece esconder algo.

Reconozco que mientras leía he sospechado de todo el mundo (algo que ya me ocurrió en "Monteperdido"). Eso me gusta mucho la verdad, porque cuando ya crees que lo tienes medio claro, aparece un personaje que suelta una información y acaba desmontando lo que creías. En ese sentido el autor juega con los "flashbacks" que a mí me han parecido muy importantes, porque van revelando datos muy importantes e interesantes que me han dejado más de una vez  literalmente "de una pieza".

Sinceramente creo que los cuatro personajes principales (Jacobo, Miriam, Nora, e incluso Irene, aunque aparece menos) están muy logrados y muy bien definidos, llegando a conocer en profundidad sus pensamientos, sus inquietudes, sus miedos, pero incluso de los personajes secundarios conocemos suficiente información para imaginarlos física y psicológicamente y lo mismo ocurre con la ambientación y el entorno de la historia.

Así imagino (aunque algo más pequeño) el viejo cortijo
al que llegan Jacobo, Irene y Mirian

Fotografía extraída de AQUI
Si tuviera que ponerle un color a esta novela, sería color arena. Acostumbrada a los verdes, azules e incluso grises del lugar donde yo vivo, Agustín Martínez, ha conseguido crear un entorno donde no he conseguido imaginar ninguno de estos colores, ni siquiera en los tórridos días de calor, sin embargo no ha sido nada complicado visualizar el Portocarrero descrito en el libro, un lugar desértico, árido y desolador y precisamente ese es otro de los puntos en común que encuentro con Monteperdido. En ambas novelas el entorno es muy importante y está perfectamente creado, pero a Monteperdido te irías sin pensarlo y en Portocarrero no pararías ni a repostar, del mismo modo que desearían no haber ido nunca Jacobo, Irene y Miriam.

"La Mala Hierba" es una buena historia narrada en gran parte en tercera persona, salvo unos pocos capítulos que están en primera persona narrados por el personaje que les da título y otros pocos que reproducen las conversaciones telefónicas de los chavales. La he leído poco a poco, porque me ha faltado tiempo estos días, pero creo que si hubiera podido, no me habría durado más de un par de días.

No se puede negar que es una historia dura e inquietante y no duda en poner bajo sospecha a adolescentes menores de edad. Nos habla de las relaciones de pareja, de relaciones entre padres e hijos, de las consecuencias de la crisis en las familias, pone sobre la mesa el tema de cómo debería ser juzgado un menor en caso de probarse su implicación en un delito de sangre (esto da para mucho debate) y además de todo esto su lograda ambientación te traslada a un lugar árido, yermo y asfixiante del que estás deseando salir. Como decía al principio no es una lectura amable, pero creo que tampoco pretende serlo.

¿Leería una tercera historia de Agustín Martínez? Sin lugar a dudas.

El día 4 de mayo "La Mala Hierba" saldrá a la venta, pero mientras tanto podéis empezar a leer las primeras páginas Aquí



FICHA DEL LIBRO: Aquí

viernes, 21 de abril de 2017

Como una extraña (Rachel Abbott)

Sinopsis: 

Cuando Emma Joseph conoció a su marido, David, este era un hombre destrozado. Su primera mujer había muerto al salirse su coche de la carretera y su hija de seis años desapareció misteriosamente del lugar del siniestro. Ahora, seis años después, Emma cree que aquellos dolorosos tiempos han quedado atrás para siempre. Su esposo y ella han construido una nueva vida juntos, y tienen un bebé precioso. Pero de pronto, cuando una extraña de doce años irrumpe en sus vidas, todo parece tambalearse.


En paralelo, el inspector de policía Tom Douglas, recién llegado a Manchester desde la ciudad de Londres, tendrá que vérselas con un caso en el que su oscuro y no resuelto pasado se entremezcla con una agónica investigación a contrarreloj que cambiará la existencia de todos. 


Estos días de Semana Santa, además de trabajar como burros en casa en vista a unas obras que empezarán en breve, también he sacado tiempo para leer y he terminado un par de libros.

El primero (La playa de los ahogados) fue una relectura, pero como es el libro para la asignatura de Lengua Gallega de este trimestre de mi hijo, lo he leído en su compañía y desde luego lo he disfrutado igual que la primera vez. El segundo fue “Como una extraña” de Rachel Abbott. Un thriller psicológico que compré aprovechando una oferta de Kindle Flash y la recomendación de Laky (Libros que hay que leer), ya que solemos coincidir bastante en gustos literarios y esta vez también ha sido así.

La verdad es que esta es una novela que enseguida te enreda en su historia, comenzando con la muerte de una mujer en un accidente de coche cuando vuelve de una cena en casa de sus padres y con la desaparición de su hija Tasha, que iba con ella en el coche en ese momento.

Inmediatamente después la historia salta en el tiempo seis años y descubrimos que por más que la buscaron Tasha nunca apareció y su padre con el paso de los años rehízo su vida. Ahora está casado de nuevo. Su mujer se llama Emma y tienen un bebé de poco más de un año llamado Ollie. Pero un día, de repente, Emma encuentra en su cocina a una niña de unos doce años que resulta ser la hija de su marido. ¿Por qué ha aparecido de repente? ¿Dónde ha estado estos años? Y lo que es más importante ¿Con quién? Evidentemente todo eso no os lo voy a contar, pero sí diré que buscar las respuestas a estas preguntar crea adicción y solo quieres seguir leyendo. Este es de esos libros que cuando dices “sólo un capítulo más” acabas leyendo diez.

La trama está muy bien desarrollada y a medida que leía, mi opinión sobre los personajes iba cambiando. Empecé pensando una cosa y acabé pensando otra totalmente diferente. Además a medida que avanzas en la lectura el ritmo va acelerando y llega un momento en que ya no puedes soltarla hasta descubrir la verdad de todo. La verdad de Natasha, la verdad de lo ocurrido en aquel accidente y las “sorpresas” que esconden algunos personajes del libro.

Ahora que lo he terminado, buscando más información sobre esta autora, he descubierto que este es el cuarto libro de una serie protagonizada por el detective que lleva la investigación, Tom Douglas, y es una pena no haber empezado por el primero, pero también tengo que decir que al menos en esta novela, la vida del policía no es lo más importante, aunque durante la investigación salga a relucir algo que tiene que ver con su hermano Jack, muerto hace un tiempo.

Sin duda buscaré la primera novela de la serie “Solo los inocentes”, porque me ha gustado la forma en que la autora escribe, el ritmo que le ha dado a la narración, la forma de crear a sus personajes otorgándoles unas cualidades y sentimientos que los hacen muy reales, el modo en que va desvelando datos y añadiendo giros en la historia y además lo bien que ha cerrado el caso, aunque es cierto que “algo” ha quedado ahí pendiente, ahora lo comprendo, al saber que es una serie y sospecho que el libro que va detrás de este se encargará de aclarar ese “algo”. Muy, muy recomendable.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

miércoles, 12 de abril de 2017

Las vírgenes suicidas (Jeffrey Eugenides)

Sinopsis:

En menos de un año y medio, las cinco hermanas Lisbon, adolescentes entre trece y diecisiete años, se suicidaron. Los jovencitos del barrio habían estado siempre fascinados por esas inalcanzables jóvenes en flor, atraídos por esa casa de densa femineidad enclaustrada –la madre era una católica ferviente y moralista que no dejaba que sus hijas salieran con chicos; el padre, profesor de matemáticas dócil y benévolo, aceptaba las muy estrictas normas de su mujer–, y las primeras muertes no hicieron sino ahondar el misterio y el espesor del deseo. Los Lisbon se encerraron cada vez más en sí mismos y en el interior de la casa, y los jóvenes los espiaban desde las ventanas del vecindario, trataban de comunicarse con las hermanas pidiéndoles canciones por teléfono, contribuían al intrincado tejido de rumores, a la creación de mitologías. Veinte años después, aquellos mismos adolescentes, ya en la frontera de la mediana edad, intentan desentrañar el enigma de aquellas lolitas muertas que siguen fascinándolos.

Bueno, pues ayer hablaba de un libro que me ha gustado mucho y que me ha hecho disfrutar de su historia desde las primera páginas, y hoy toca hablar de un libro que me interesó mucho en las primeras páginas, pero que poco a poco se fue haciendo más lento hasta llegar a aburrirme un montón ¿Y por qué lo he terminado? Pues porque lo estaba combinando con la lectura conjunta de esa otra novela y esta solo la estaba leyendo por las noches y sinceramente me daba pereza empezar otra pensando quizás que en algún momento la cosa cambiaría, pero lo cierto es que , para mí, no ha sido así. 

Estoy hablando de “Las vírgenes suicidas” de Jeffrey Eugenides. Esta es una novela que tenía muchas ganas de leer hace tiempo. Me atraía mucho el argumento porque me parecía que de ahí podía salir una gran historia, pero a mí, y esto es una apreciación muy personal, lo que me ha fallado ha sido la elección del o de los narradores y la forma de contar la historia de cinco hermanas que en menos de año y medio deciden suicidarse. ¿Y quiénes son los narradores? Pues aquellos muchachos que conocieron a las hermanas Lisbon y que soñaron en ser quizás algo más que sus vecinos y amigos y que ahora más de veinte años después de sus muertes recuerdan lo ocurrido intentando entender por qué se suicidaron. 

El libro comienza con el suicidio de la más pequeña, Cecilia de 13 años y más tarde con el suicidio el mismo día de las otras cuatro hermanas de 14, 15, 16 y 17 años. 

Desde luego la familia Lisbon es bastante peculiar. La madre, por ejemplo es muy estricta con sus hijas y el padre me ha parecido un hombre perdido en un universo de faldas que no acababa de encajar en esa casa llena de mujeres. Tras la muerte de Cecilia la familia Lisbon intenta recuperar la normalidad en su vida y en un momento dado la señora Lisbon permite a sus hijas asistir al baile de graduación donde Lux Lisbon (14 años) resulta ser elegida reina de la fiesta junto con su pareja Trip Fountaine. Todas las hermanas disfrutan de esa noche especial, pero la cosa no termina como debería y eso provoca que la señora Lisbon encierre a sus hijas a cal y canto en casa, sin ni siquiera dejarlas asistir a clase en el centro donde el propio señor Lisbon da clases. A partir de aquí las hermanas se las ingenian para contactar con esos muchachos, narradores de la historia, a través de notas que consiguen dejar en sitios estratégicos y a través del teléfono desde donde ambas partes reproducen canciones.

No voy a contar mucho más por si alguien se lo quiere leer. Tampoco por qué se suicidaron porque muy claro no lo tengo, pero en fin, ante la perspectiva de vivir encerradas toda la vida con una madre que parece menos lúcidas que sus hijas, pues no sé… 

Creo que el autor no escribe mal en absoluto, pero también pienso que satura en exceso con mucha información que al final me ha resultado cansina y repetitiva, así que pensé que quizás la versión cinematográfica podía ser más interesante y también he visto la película, que me ha gustado más que el libro (y además me parece bastante fiel) pero sin llegar tampoco a entusiasmarme.


En fin, no siempre se acierta. Creo que esta historia hubiera estado fabulosamente narrada por las voces de las hermanas. Desde que muere la primera hasta la noche que mueren las otras cuatro, hubiera sido muy interesante saber qué pasaba por sus cabezas en primera persona.

FICHA DEL LIBRO:Aquí

martes, 11 de abril de 2017

Muerte y cenizas (Teo Palacios)

Sinopsis: 

Una oleada de incendios asolan la ciudad de Hispalis en la Hispania del Imperio romano, sin causa aparente. Las prostitutas son perseguidas y asesinadas en las calles. Y, cuando el cadáver del joven Fabio Justo, hijo de uno de los grandes patricios de la ciudad, aparece de forma inexplicable entre los escombros de una de las insulae quemadas, la clase noble pedirá justicia e intentará detener el desastre. 

El joven abogado Gayo Longo Licinio se verá obligado, para sus sorpresa, a resolver el misterio bajo la presión de los nobles patricios, hostigados por las revueltas de la peble. Los problemas se le acumulan, mientras lidia con los problemas que le causan tanto su bella esposa como su exigente padre, Gayo se irá adentrando rápidamente en un asunto que cada vez resulta más oscuro y peligroso. Por ello comprará un nuevo exclavo: el famoso Léntulo, un gladiador picto, cuya misión será la de proteger a su amo.

Pero las fuertes manos de Léntulo tal vez no sean suficientes para mantener a salvo a Gayo de una conjura que no sólo parece amenaza su vida, sino también la estabilidad de todo el Imperio romano.

Hoy hemos terminado la lectura conjunta de “Muerte y Cenizas” de Teo Palacios y como siempre la experiencia de leer en compañía ha sido muy grata, pero en este caso aún lo ha sido más porque hemos contado con los comentarios del propio autor, que en muchas ocasiones ha tenido que morderse la lengua para no darnos pistas y que seguramente también se ha divertido de lo lindo con nuestras elucubraciones, algunas más acertadas que otras.

La verdad es que el libro nos ha durado ocho días porque así estaba programado, pero nos lo hubiéramos ventilado en tan solo un par de no haber un calendario por medio y es que desde el prefacio de esta historia ya te quedas enganchado a su lectura. Podéis leer las primeras páginas AQUI

Cierto que “Muerte y cenizas” es una novela histórica, género en el que el autor tiene tablas y se siente más cómodo, pero no por ello debe descartarla el lector que no suele animarse con este tipo de libros, porque esta vez Teo se arriesga y nos plantea además, una intriga policíaca que nada tiene que envidiar a las novelas policíacas contemporáneas.

Si algo le agradezco a Teo, como lectora es que sus novelas históricas sean tan llevaderas. Quiero decir con ello que aunque sé con certeza cómo se documenta para crearlas, porque ya hemos hablado del tema con él en algún momento, no aturde nunca al lector con datos que sí, demuestran lo mucho que ha trabajado, pero que, siendo sinceros, muchas veces cansan, y personalmente creo que es una de las causas por las que a veces leer novelas históricas da “pereza” a algunos lectores. 

Con “Muerte y cenizas” Teo Palacios consigue trasladarnos a las calles de Híspalis de forma muy visual y fácil de recrear en la imaginación del lector. Nos podemos hacer una idea de cómo está constituida la ciudad, de las clases sociales que la habitan, del tipo de vestimenta que llevan, de cómo funcionaban las cosas dentro de un hogar como el del protagonista o en la propia ciudad, y a la vez también nos va proporcionando otro tipo de información que nosotras en la lectura conjunta hemos llamado "curiosidades históricas" que enriquecen mucho el marco histórico de la novela, que en este caso transcurre en la época en que Nerón es emperador y cuyo nombre también sale a relucir durante la investigación ¿Por qué? ¡Ah! 

Como comentaba antes, también es una novela policíaca y para ser la primera de este estilo hay que decir que le ha salido muy bien. Es cierto que algunas cosillas las veíamos, pero no éramos capaces de encontrar un por qué para algunas cosas o de relacionar los datos que teníamos para formar un todo (y no puedo decir más ¡ja,ja!) Pero además de histórica y policíaca, yo también me he divertido y me he reído con algunas situaciones, en especial las que provoca sin proponérselo el personaje del gladiador picto Léntulo “El Bello” y no imagináis lo bien que nos lo hemos pasado proponiendo rostros conocidos para los personajes más importantes y comparándolos con los que imaginó el autor. 

Si os animáis a leer, sabed que para quienes hemos participado en la lectura, los rostros de algunos de los personajes principales ya serán para siempre (y probablemente para alguna otra entrega) los que aparecen en la foto. Ahora solo tenéis que leer la novela para conocer su personalidad y ese es un aspecto que también está muy cuidado en la novela. 

Gayo Longo Licinio es un abogado inteligente y brillante a la hora de defender a sus clientes y a la hora de resolver misterios, aunque esto último es algo que nunca se había propuesto hasta que Ulpio Trajano le pide que averigüe quién está detrás de la muerte Fabio Justo, el hijo de un buen amigo suyo y que por supuesto pertenece a la parte noble de la sociedad Hispalense. Lo que no imagina es lo peligroso que eso puede resultar y ahí es donde entra Léntulo en escena.

A su vez Gayo debe lidiar con los problemas que tiene en casa con su esposa Marcela, una mujer de armas tomar y unos padres, que en ocasiones pretenden darle órdenes como si todavía fuera un crío que viviera bajo sus alas. Menos mal que sabe que puede relajarse con un buen masaje bajo las hábiles manos de Libia, una bella esclava, propiedad de Tersites, dueño de un conocido prostíbulo. 

En resumidas cuentas “Muerte y cenizas” ha sido un libro que he disfrutado de principio a fin, con una trama muy bien hilada, que esconde giros y sorpresas que el lector agradecerá. Una lectura entretenida con un ritmo que no decae en ningún momento, una narración rica en detalles que ambientan sin cansar y a la vez escrito con una sencillez que permitirá disfrutar de sus páginas a todo tipo de lector y que os recomiendo sin duda. Para mí es importante "conectar" con la historia rápido e introducirme en ella, sentir algo por sus personajes y desde luego aquí hay sitio para todo tipo de sentimientos y empatías, unos te gustarán 😍, otros te darán pena 😔, otros te caerán mejor o peor 😒 y a uno sobre todo a uno lo liquidarías tras la primera página en la que aparece 😡 ¡ja,ja! Pero hasta ese está estupendamente logrado porque Teo ha conseguido producir en el lector exactamente lo que pretendía (al menos en las lectoras 😉) 

Ahora solo nos queda esperar otra novela y mientras tanto asistir el próximo día 22 a la presentación de esta, en Bueu, como siempre de la mano de la Librería Miranda.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

martes, 4 de abril de 2017

Pippi Calzaslargas (Astrid Lindgren)

Sinopsis:

Pippilotta Delicatessa Windowshade Mackrelmint nació, con nueve años, en 1945. Huérfana de madre e hija del capitán de barco Efraín Calzaslargas, que fue el rey de los mares y hoy es el rey de los caníbales, Pippi es su hipocorístico. Pippilotta, según el rey, era un nombre demasiado largo.Si hubiera crecido, la habrían tachado de disfuncional, pero eso la trae sin cuidado. Por ahora, podemos llamarla anarcoinfantil.Y es que mientras que su padre recorre el mundo, ella vive sola, o, más exactamente, vive con un caballo, un mono, y ningún adulto a la vista, cosa que le otorga muchísima libertad. Ni siquiera tiene que ir al colegio, aunque alguna vez se persone por allí. Imaginativa (que nunca demasiado mentirosa), valiente (que no lianta, incivil o temeraria), incorruptible y leal, pero no siempre ecuánime, por fortuna Pippi es más fuerte que cualquier policía o bandido del mundo. Y, aunque tiene una pistola y una espada, suele administrar justicia con las mano. Porque siempre hay gente mala rondando por ahí, pero Pippi, a sus nueve años, va sobreviviéndoles a todos.

Leer a Pippi ha sido volver hacia atrás en el tiempo, pero atrás, muy atrás ¡ja,ja! Y es que yo recordaba a Pippi gracias a la serie de televisión, así que hablamos del año 79, porque aunque por lo visto se emitió por primera vez en el 74 tan atrás ya no llega mi mente.

En el 79 yo tenía la misma edad que Pippi en este libro, 9 años, y claro era alucinante ver a una niña de esa edad hacer las cosas que hacía, por no hablar de su fuerza descomunal. Vivía sola, sin ningún adulto que le diera órdenes, no le pedía permiso a la lengua para hablar, pero era increíblemente feliz viviendo con su mono y su caballo, al que levantaba como quien levanta una silla del suelo. El resto de humanos de 9 años no éramos ni parecidos. 

En aquel entonces yo no sabía que las peripecias de Pippi estaban basadas en unos libros y aunque lo hubiera sabido, no me los hubieran comprado, así que estas Navidades aproveché y compré la Edición de Impedimenta que sin duda me ha transportado de nuevo a aquella época, y aunque el libro es tal cual Pippi, creo que tengo tan identificadas las caras y las voces de todos los personajes, que aunque no suele ser habitual en mí, esta vez, me quedo con la serie.

Y me he divertido con el libro que conste, pero creo que aunque funcionará bien con quienes crecimos con este personaje, está más dirigido a un público muy infantil, aunque también hay que puntualizar que el público infantil de ahora no se parece mucho al público infantil de mi época, así que yo optaría por niños muy pequeños que comienzan a cogerle el gusto a la lectura o bien para que los padres se lo lean en voz alta. Puede ser muy divertido leer las estrafalarias aventuras de Pippi, y sus amigos Tommy y Annika con tus hijos, no lo dudes. Pippi es divertida, ingeniosa, buena persona, muy sincera, y muy lógica y consecuente con sus actos aunque puedan parecer absurdos muchas veces y siempre está dispuesta a ayudar a los más débiles. Pippi es un alma libre y transmite muy buen rollo. 

Todo esto me ha hecho recordar que tenía por casa guardado el álbum de cromos que de niñas fuimos coleccionando. Un álbum que está completo, en perfecto estado y que costó la friolera de… ¡20 pesetas! Anda que no ha llovido desde entonces ¡ja,ja!

FICHA DEL LIBRO: Aquí

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails